Esta vez fué Julia, la que se puso en contacto con nosotros para dedicarle una sorpresa a su hermana que cumplía años y además llevaba tiempo fuera de casa, lejos de su familia. Y allí, en Alcover, todos ellos participaron temerosos (Claudia es vergonzosa y no le gusta ser sorprendida) en una mañana de música, baile y muchos abrazos.